Juntas de negocios en Whatsapp ¿evolución o exceso?


Parecería que la tecnología nos está sobrepasando. Cada vez son más las plataformas para comunicarnos, más rápidas, más accesibles, con mejores “features”.

Afortunadamente a mí no me toco la época de mandar todo por cartas. Yo crecí con la computadora y sé que programar una junta de negocios está a un clic de mi “i cal”

Hoy en día hago negocios con gente de España y todo por correo electrónico que además llevo en mi bolsillo prácticamente todo el tiempo pues está en mi celular

Ya ni hablemos de la tecnología en temas personales, con la familia, los amigos de la primaria, las primos que están lejos. Se puso de moda tener grupos de WhatsApp para todo.
(Y peor aun, envío indiscriminado de memes a cualquier hora del día o madrugada )

En la última semana escuché al menos a 4 personas quejarse de que están hartos del WhatsApp y los grupitos del trabajo

La controversia
¿Se vale contactar al celular para resolver temas urgentes de manera súper rápida?

Caso A) grupo de whatsapp para Evento con agencia productora, con los jefes incluídos, clientes internos, personas de Relaciones públicas y su perro.

Caso B) Presentación de dos personas: De pronto sin previo aviso estás en un grupo y te dicen “Hola te presento a Tal, ahí las dejo para que se conozcan y hagan negocio” (((What???)))

Seguro la respuesta siempre depende de la situación en particular, pero creo que en casos impresindibles o que requieren una respuesta imnediata, es bueno recurrir al celular personal e invadir la privacidad.

Siendo razonables, es muy práctico. Se ahorra tiempo de todos los que están en el grupo y además queda un registro por escrito. Todos “en teoría” se enteran y se puede reaccionar más rápido, en especial si es para organizar un evento.

Sin embargo una emergencia dista mucho de una junta normal y planeada. Me parece falta de profesionalismo que por whatsapp se tengan que llegar a acuerdos de dinero, tiempos o entregas y que solo porque las “dos palomitas” marcaron como leído  la otra persona ya está enterada  y de acuerdo. En ciertos casos el único registro válido para exigir acuerdos con un cliente-agencia es la famosa y odiada minuta, donde se anotan los compromisos de entregas. Lo refutable es que las minutas también se las pasan por el arco del triunfo.

En lo personal creo que podría soportar el Caso A pero en cuanto al Caso B me quedo con una junta planeada, para dar más oportunidades de que sí florezca una relación de negocio entre dos personas que considere que se deberían conocer.

¿Alguna opinión o caso similar?

Este post fue escrito por Malenkiki el 3 de Diciembre del 2014  cuando el reloj marcaba las 9:36 pm 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s